Pueden existir muchas fórmulas del éxito, pero sólo una te llevará al espacio del logro…

Muchas veces, la mayoría diría yo, el “más tarde” se transforma en “nunca”. Sabemos que el logro de objetivos está directamente relacionado con nuestra capacidad de ejecución de nuestros planes de acción. Sin embargo, a la hora de poner las manos en la masa de nuestros sueños, una vocecita interna nos invita a dejar para después lo que necesitamos hacer “ahora”.

Esa voz está comandada por nuestro cerebro inconsciente que tiene guardado un programa, una orden que puede aniquilar tus logros: “hagamos el menor esfuerzo, gastemos las menores energías posibles”. Esta orden que es obedecida por nuestro cerebro consciente cuando nos invita a postergar, está fundamentada en su necesidad de ser cuidadoso en la administración de energía del cuerpo para mantener activas nuestras funciones vitales.

Es por éso que para “vencer” la inercia a procrastinar (dejar para después) necesitamos arbitrar nuevas órdenes, nuevos programas para cablear de modo distinto nuestra mente inconsciente, que es maravillosamente poderosa y comanda en gran parte nuestras decisiones. Esta reprogramación requiere decisión y conducta además de la consistencia en sostener procesos. Los pasos para lograrlo son:

1) Estar atento a escuchar esa voz interna que te invita a “esforzarte poco” o “hacerlo más tarde”, para poder hacerla consciente y poder actuar sobre ella.

2) Responderle a esa voz, agradeciéndole que quiera cuidarte, pero siendo firme en tu decisión de “hacer en este momento”.

3) Poniéndote en acción de modo inmediato, desobedeciendo la ley interna.

4) Poner por delante el sentido de la tarea, el para qué profundo, teniendo el fin en mente.

Pueden existir muchas fórmulas del éxito, pero sólo una te llevará al espacio del logro: ¡HACER!

Empezá AHORA. Más tarde… quizás sea NUNCA.

Categories: Blog

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chateá con Nosotros